No puedo dormir por la noche. ¿Cuántas veces llegas a casa estresado del trabajo?, ¿Te despiertas a menudo durante la noche? o ¿Solo te duermes de madrugada y te levantas hecho polvo? Te has preguntado alguna vez cómo podemos evitarlo.

CAMBIA TU COLCHÓN, HAZME CASO

Si la calidad de tu sueño no es el correcto, plantéate en cambiar tu colchón o equipo de descanso. Con el paso del tiempo nos olvidamos de aquel maravilloso colchón que compramos hace 10 o 12 años, con su maravillosa tapicería limpita, esa firmeza que nos permite mantener nuestra espalda recta o esa sensación de estar tirados en un prado verde, pues bien, todo eso tiene una caducidad, y más en un producto en el que pasamos más de un tercio de la vida.

Los colchones van perdiendo sus cualidades y con el tiempo no aportan los beneficios necesarios para obtener un descanso reparador ¡CAMBIALO!.

¿ Y cómo debe ser ahora mi colchón nuevo?

Muy sencillo, mientras nos aporta firmeza y se adapte es más que suficiente. ¡Pues Noo! Es importante destacar que cada persona tiene unas necesidades diferentes a la hora de dormir basadas en tres principales coordenadas: confort, estabilidad y dispersión del calor. Además, el peso, la postura y dormir solo o en pareja, pueden modificar la recomendación. Por ello, y bajo la idea que el mejor colchón para cada persona es aquel que se adapta mejor a sus necesidades. Colchones Aznar dispone de un sencillo e innovador gráfico donde facilitamos las diferentes sensaciones que trasmiten los diferentes colchones.

El diseño del mismo ha seguido un criterio, de facilitar la compresión, por ello, utilizando un menor número de tecnicismos y un planteamiento de nuestros expertos de unas sencillas preguntas sabemos cuál o cuales son los colchones que mejor se adapten a nuestras necesidades. Por eso en todas nuestros fichas encontraras un sencillos gráficos explicativos donde podras saber si ese colchón es el ideal para ti.

¿Y que tamaño eligo de colchón?

Recomendamos que el largo del colchón sea, como mínimo, 15 centímetros más de lo que mide la persona más alta que duerma en él. En cuanto al ancho, la recomendación para colchones individuales es de 90 c. y 150 cm. para colchones en los que vayan a dormir dos personas aunque cada vez es más habitual la medida de 160 cm.